Pedir cita: 941 28 92 62 info@clinicamaicasoria.com

Manchas, hiperpigmentación facial

 

 

¿EN QUÉ CONSISTE?

Para el tratamiento de las hiperpigmentaciones faciales hay varios tratamientos, después de un diagnóstico previo decidimos tratarlas de una manera u otra, los tratamientos más frecuentes son el láser y el peeling químico.

 

TRATAMIENTO CON LÁSER

El tratamiento para manchas pigmentadas de la piel mediante láser se caracteriza por no ser invasivo y que puede aplicarse en rostro, manos, escote o en lugares específicos del cuerpo donde se requiera.

La aplicación del láser en la eliminación de las manchas cutáneas ofrece la posibilidad de destruir el exceso de pigmento sin causar daño a la piel.

Normalmente se precisan varias sesiones para atenuar una lesión pigmentada o una mancha, las cuales disminuirán o se atenuarán dependiendo del tipo de piel y la pigmentación de cada paciente y que varía según la edad.

El láser también está indicado para eliminar las lesiones pigmentadas benignas de la piel por motivos estéticos: léntigos solares, nevus, máculas melánicas conocidas popularmente por manchas “café con leche”, melasma, cicatrices hipercrómicas o secuelas de tratamientos despigmentantes entre otras.

La respuesta terapéutica, dependerá del color y calibre de la lesión, y por su mecanismo de acción los resultados no se aprecian de forma inmediata, consiguiéndose un aclaramiento paulatino de las mismas de manera que suelen ser precisas varias sesiones para alcanzar los objetivos deseables, siendo en ocasiones difícil, en función del tipo de lesión, el aclaramiento total.

EFECTOS SECUNDARIOS

Posible reacción inflamatoria del área tratada, con leve hinchazón y enrojecimiento pasajero de la piel.

  • Hiperpigmentación postinflamatoria: Si la zona ha sufrido una inflamación excesiva y no tenemos los cuidados adecuados se puede producir este tipo de efectos secundarios.
  • Las manchas se oscurecen y se descaman en 1-2 semanas.
  • Edema transitorio generalmente leve y limitado a las primeras 24 o 48 horas.
  • Excepcionalmente pueden aparecer ampollas, que suelen resolverse favorablemente, pero que no debemos manipular porque podrían suponer un riesgo de infección.
  • Fotosensibilización: Sensibilidad especial a la luz, por ejemplo producida por ciertos medicamentos.

TRATAMIENTO CON PEELING QUÍMICO

Se trata de una técnica relativamente sencilla, que generalmente es bien tolerada. Los químicos a utilizar generalmente son: Ácido glicólico, Ácido salicílico, Ácido tricloroacético, Hidroquinona, Ácido Kójico, Desferroxamina, 1-4 Bencenodiol, Tretionina, Ácido ferulico, mandelico e hidrocortisona.

Consiste en la destrucción de las capas más superficiales de la piel mediante la aplicación de un agente químico, lo que se obtiene produciendo una quemadura de I o II grado superficial y su consecuente reepitelización.

 

EFECTOS SECUNDARIOS

  • Sensación de escozor o ardor, que se produce cuando la piel entra en contacto con la solución.
  • Enrojecimiento temporal.
  • Irritación de la piel.
  • El descascaramiento y la descamación de la piel son efectos secundarios normales de la exfoliación química, temporales y relativamente menores.